Deja el mundo ilusorio y comienza a vivir en la realidad

Profundicemos en un discurso exploratorio sobre lo que significa vivir verdaderamente en la realidad y cómo podemos alejarnos de las garras del mundo ilusorio.

La Danza de la Vida

Nuestra vida , cada minuto de cada día, está llena de actividad incesante. Pero, ¿alguna vez se ha detenido a cuestionar el fundamento de estas acciones? Están formados por nuestros pensamientos y creencias. Es a través de estos mismos lentes que percibimos la realidad y, sin darnos cuenta, estas percepciones fabrican nuestro mundo ilusorio. No nos malinterpretemos aquí: la acción basada en pensamientos no es incorrecta, pero restringir nuestras acciones únicamente a pensamientos es donde nos desviamos. Entonces, la pregunta ahora es, ¿cómo debemos participar en cualquier actividad?

Desplegando los nudos de la percepción: el salto del pensamiento a la acción

Antes de embarcarse en cualquier empresa, es crucial recopilar conocimientos y cultivar una comprensión profunda de la tarea. Entonces, en lugar de centrarnos únicamente en el objetivo final , dirijamos nuestras energías al proceso : la ‘cosa’ real.

    Subscribe

    Get updates about latest blogs right in to your mailbox.

    Más allá de las palabras: confrontando la ilusión

    Pero ¿por qué es así? He aquí por qué: cuando trabajamos hacia una meta, esencialmente estamos trabajando hacia una palabra, un pensamiento. Y recuerda, un pensamiento no es más que información. Entonces, en esencia, pensar es un juego de palabras. Sin embargo, no lo olvidemos, una palabra no es el objeto que significa. El mundo tejido sólo con palabras es ilusorio, una ilusión en sí mismo.

    La sinfonía de la realidad: de la percepción a la acción

    Después de desatar estos nudos de pensamiento y palabra, surge la verdadera naturaleza del trabajo. Está respaldado por ‘la percepción seguida de la acción’. Esto es lo que significa vivir en la realidad.

    Entonces, embarquémonos en este viaje de la ilusión a la realidad. Desafiemos nuestras nociones, veamos a través de la fachada engañosa de las palabras y abracemos las experiencias palpables . Apreciemos la tarea que tenemos entre manos en lugar de obsesionarnos con el resultado final, permitiendo así que la realidad entre en nuestras vidas, barriendo el mundo ilusorio. Este viaje hacia la realidad, guiado por la percepción que conduce a la acción, nos acerca a la esencia genuina de la vida. Después de todo, la vida no se trata del destino sino del viaje y la sabiduría que obtenemos de él. Asegurémonos de que este viaje se gaste en la realidad y no en la ilusión. Porque, cuando verdaderamente entendemos la realidad, nos hacemos uno con ella.

    Leave a Comment