Núcleo de la mente: el océano silencioso

La mente siempre inquieta: una búsqueda para completar

Hay un dicho profundo que resuena en el núcleo de nuestra existencia: “Lo incompleto es siempre inquieto”. Esta inquietud se aplica no solo a los objetos materiales, sino también a la vasta extensión de nuestras mentes, especialmente cuando no están rebosantes de conocimiento. Sin embargo, el conocimiento aquí no se trata de adquirir experiencia profesional en ingeniería, medicina o comercio. No se trata de adquisición externa sino de realización y comprensión internas.

Aquietar la mente: un viaje de comprensión

Entonces, ¿cómo calmamos la turbulencia constante de nuestras mentes? La respuesta está en la comprensión, una comprensión profunda de todo lo que nos rodea. Sin embargo, ¿qué engloba este ‘todo’ que buscamos comprender?

La fuente de todo: el ‘yo’ interior

Simplemente, si quieres saber alfabetos, buscarás a alguien que sepa alfabetos. Ahora bien, si quieres comprender “todo” tienes que ir hacia el ‘yo’. Porque ‘yo’ es la fuente de todo. Aquí, ‘yo’ representa el reino de tu mente , la fuente de tus percepciones, pensamientos y sentimientos.

    Subscribe

    Get updates about latest blogs right in to your mailbox.

    Auto-observación: la puerta de entrada al dominio de la mente

    Para profundizar en las profundidades de su mente, hay una poderosa herramienta a su disposición: la autoobservación. Junto con la información general sobre la mente que puede recopilar externamente, la autoobservación es su guía personal para comprender los patrones y tendencias de su mente. Se trata de saber cómo reacciona tu mente y cómo se adapta a situaciones específicas, y si esta reacción se alinea con tus decisiones conscientes o simplemente replica patrones arraigados inconscientemente.

    Al observar tu mente, descifras sus tendencias e inclinaciones. Reconoces si las direcciones de tu pensamiento son de tu propia elección o dictadas por la influencia de otra persona que has adoptado subconscientemente.

    Dominio de la Mente: El estado de conciencia

    Cuando comprendes tu mente con un detalle tan profundo, queda bajo tu control. Tú llevas las riendas de su inquietud o tranquilidad. Se convierte en su decisión consciente para dar forma a su estado.

    El océano silencioso: la mente en paz

    A través de este viaje de comprensión, autoobservación y dominio de la mente, podemos transformar nuestras mentes inquietas en un océano silencioso, un núcleo de existencia pacífica. Este océano silencioso no es una ausencia de pensamiento o emoción, sino un estado en el que nuestras mentes son completamente entendidas, observadas y bajo nuestro control, guiándonos hacia una vida de toma de decisiones consciente y una existencia serena. Este es el arte del dominio de la mente, la tranquilidad que buscamos. Este es el núcleo de la mente: el océano silencioso.

    Leave a Comment